Mi pedacito de cielo

Mi pedacito de cielo
veris.cullen

jueves, 27 de diciembre de 2012

MPDC9


Los personajes no me pertenecen a mi sino a Stephenie Meyer, solo la historia es mia :D

SUMMARY

A pesar de que Bella tiene la vida que siempre ha soñado, se siente incompleta, que algo le hace falta para ser feliz. Un día se decide cumplir un sueño más y se va al medio oriente a realizar un año de voluntariado, ¿qué pasará cuando conozca a un precioso niño, al que el destino había hecho sufrir más que a cualquier adulto?

Capitulo 9

Saná - Yemen (Medio Oriente)

Pov Aarón


Camine mucho tiempo, hacia demasiado calor, el sol estaba quemándome demasiado, pase cerca de un lugar donde había mucha basura, pero distinguí un sitio donde el sol no llegaba y me senté un rato, abrí la mochila y había una botella de agua y unas cosas envueltas en fundas, tome el agua, porque de verdad estaba sediento y la bebí de repente sentí que alguien caminaba hacia a mi

— Oh pero miren nada más, que tenemos aquí —vi que algunos niños grandes se acercaban a mí, mi mami siempre me decía que no debía juzgar a nadie antes de conocerla pero ellos me daban demasiado miedo, en realidad todos me daban demasiado miedo pero aprendí a ocultarlo, y como no hacerlo si él, "Dann" era el peor de todos, vivía conmigo y aguantaba sus golpizas e insultos a diario.

— ¿Cómo te llamas mocoso? —Pregunto el más grandote, yo solo le quede mirando sin mostrar miedo alguno, o al menos eso trataba.

—¿Es que caso te comió la lengua el ratón o eres retardado? —No podía contestarle, desde esa feo noche no podía decir nada las palabras no querían salir de mi boca

—¿Por qué me quedas mirando?... niño tonto, contéstame —me agarro de la camisa y me alzo

— ¿no piensas responder?— Me lanzo contra el suelo y me quito la mochila que tenía agarrada

—Veamos que tienes aquí…oh pero miren chicos, tiene comida— vi como sacaban todo y se lo guardaban en sus bolsillos, me dio muchas iras y me balance contra él, fue algo muy tonto pero, no lo se estaba cansado de esto

—muy bien mocoso, tú te lo buscaste— me golpearon todos a la vez, me dolía todo, pero la verdad ya estaba acostumbrado a sentir únicamente dolor era lo único que me recordaba que estaba vivo, y ya no quería eso, ya no lo quería.

—Esto te va a enseñar a no meterte conmigo estúpido mocoso— me dio una patada que me lanzo muy lejos y me golpeé con una piedra que estaba cerca, sentí como salía sangre de mi frente y todo se volvía borroso

—Maldición Yamal lo mataste

—No tonto no está muerto mira está respirando

—Mejor movámonos

—Está bien, movámonos chicos

Pude ver como se iban corriendo hasta que ya no los distinguí, me levante como pude y camine, trataba de alejarme de todo, ya no quería seguir así, quería que mi mami llegara y me abrazara, que me dijera que todo va a estar bien, que solo es una fea pesadilla, que diera mi beso en mi frente…

Camine no sé porque tiempo, pero sentí que ya no podía más, poco a poco el sueño me fue ganando, me senté sobre la arena, cerca de un árbol, y poco a poco me fui acostando, sentí que mi cabeza dolía mucho y me costaba mucho respirar…

Mami por favor vuelve, regresa mami, te extraño mucho, no podía ver bien, tenía mis ojos llenos de lágrimas, sentí como todo se iba haciendo oscuro, ¡oh no lo puedo creer! Pude distinguir a lo lejos un ángel muy bonito, sabía que era un ángel, mi mami me conto de ellos decía que los enviaba Dios para cuidar a los que no tenían quien los cuide, mi mami decía que eran muy lindos, que brillaban y tenían alas, ese ángel no tenía alas pero era muy lindo y podía ver como brillaba con el sol…

—¡Oh Dios mío!, ¿qué te hicieron bebé?...tranquilo mi amor todo va a estar bien si, ya verás que si —mi respuesta inmediata, fue sonreírle a ese lindo ángel

Pov Bella

Desde que llegue a medio oriente no he parado de trabajar, estas 3 semanas han sido agotadoras, pero para ser sinceros es porque yo así lo prefiero, mientras trabajaba no tenía tiempo de pensar en otra cosa que no fueran la brigadas, y en la noches llegaba demasiado cansada como para ponerme pensar lo mucho que me dolía no tener a Edward cerca, pero era lo mejor

Aquí había mucho trabajo porque la desnutrición era muy grave en todas las zonas, y si además le añadimos el factor maltrato y abuso, este país era una joya, realmente jamás pensé ver todo lo que he visto…

Hoy me exigieron que me tome un par de días libre o ellos me sacaría a patadas del puesto, sip esas fueron las palabras exactas de Jacob. Jacob no puedo creer lo enorme que se había vuelto en estos meses, lo quería mucho, era un buen amigo y se preocupaba por mi demasiado a decir verdad

—Bueno Bells… ¿estas lista para nuestro tour?— Hablando del rey de roma, no pude evitar sonreírle

—Claro que si Jacob — le sonreí y salimos, como dije hoy me exigieron que me tomara el día libre y Jacob se ofreció a llevarme a dar una vuelta en su 4x4, y aquí estaba conociendo todo Yemen con mi muy loco amigo…

Tres horas después estaba encantada con el paisaje, pero me dolía mucho el pensar que no podía disfrutarlo con Edward, a él le encantaba ir a explorar la zona y conocer sitios nuevos…

—Mira Bells en aquel restaurante hacen una comida exquisita, ¿tienes hambre?

—Lo siento Jacob, pero la verdad no tengo a petito

—Ok para la próxima será, ahora, que te parece si te muestro un lugar muy, muy secreto, tan secreto que hasta mi se me olvida a veces por donde queda —me dio una enorme sonrisa, yo solo asentí devolviéndole igualmente la sonrisa

Nos dirigíamos hacia el lugar secreto de Jacob y era verdad lo que dijo era hermoso, estuvimos ahí mucho tiempo conversando y conociendo detalles de nuestras vidas, me entere que tenía una hermana dos años menor a él llamada Rachel, se notaba que amaba a su familia con locura, me dijo que a él le gustaría tener una familia enorme, y que no se quedaría contento hasta ver nacer a su cuarto bebé al menos

—El pase muy bien esta tarde Jacob, gracias por todo…

—No es nada, bueno se está haciendo tarde, vamos hay que regresar.

—Claro vamos — estábamos regresando cuando pude ver una pequeña figura a lo lejos, al parecer caminaba con dificultad

—Jacob espera— Él se detuvo inmediatamente

—Que pasa Bells

—mira hacia allá— note que aquella personita se detenía y se recostaba en el piso, inmediatamente me baje y camine hacia esa dirección, no sabía como pero mis piernas caminaban cada vez más a prisa, sentí una gran opresión en el pecho al ver de cerca a aquella personita, estaba todo golpeado y tenía un corte en su frente.

—¡Oh Dios mío!, ¿qué te hicieron bebé?...tranquilo mi amor todo va a estar bien si, ya verás que si —él solo sonrió, pero fue casi imperceptible estaba demasiado débil, inmediatamente saque mi botella de agua y lo cargue en mis brazos de la forma más delicada posible, lo subí al carro y le di de beber, porque además de los golpes, estaba demasiado deshidratado y con desnutrición muy grave tenía que actuar rápido

—¡Vamos Jacob date prisa, necesita atención urgente!— Él asintió y acelero, yo no podía despegar los ojos de aquel precioso niño que tenía entre mis brazos, algo dentro de mi gritaba que lo cuidara mucho, porque esa personita de ahora en adelante sería lo más importante en mi vida, y lo haría, no permitiría que nadie, jamás vuelva hacerle daño

—Bebe precioso, debes hidratarte mi amor, eso es bebé, eso es cariño, todo va a estar bien cielo, te prometo que ahora todo estará bien — le decía mientras le daba de beber, tenía que mantenerlo despierto lo máximo posible, lave un poco su herida de la frente mientras la inspeccionaba, no era tan grave, sin embargo necesitaba dos puntos además tenía que evitar que se infecte así que la cubrí la herida con mi pañuelo, el pequeño angelito se estremecía en mis brazos probablemente ni entienda lo que le estaba diciendo, era tan pequeñito cómo es posible que alguien sea tan cruel para lastimarlo de esa manera, pero de algo estaba segura, jamás volverían a ponerle un dedo encima, de eso me encargaría yo personalmente…

MPDC 8


Los personajes no me pertenecen a mi sino a Stephenie Meyer, solo la historia es mia :D

SUMMARY

A pesar de que Bella tiene la vida que siempre ha soñado, se siente incompleta, que algo le hace falta para ser feliz. Un día se decide cumplir un sueño más y se va al medio oriente a realizar un año de voluntariado, ¿qué pasará cuando conozca a un precioso niño, al que el destino había hecho sufrir más que a cualquier adulto?

CAPITULO 8

Saná - Yemen (Medio Oriente)

Pov Aarón

Estaba parado viendo por la venta, extrañaba a mi mami la extrañaba muchísimo, quería que regrese pronto a pesar que sé que estaría muy decepcionada de mi por no haber cuidado de mi hermanita, aún recuerdo esa noche tan claramente, tengo pesadillas siempre…

Flashback

No sabía que pasaba solo escuchaba los gritos de mi mami, corrí a la cama de mi mami y vi a Amira llorando muy fuerte la cargue y la lleve fuera de la casa, tal vez si no la escuchaba llorar tal vez no golpee tanto a mi mami

-Tanquila amida, no llodes pofavo él se enojada, pofavo pincesa pofavo

Vi como un auto se alejaba, creo que era el de alguno de esos señores con los que él sabe llegar

-Mocoso aquí estas, dámela –sabía que era mala idea no obedecerle pero tenía miedo de que la lastimara como lo hace con mi mami o conmigo así que abrace más fuerte a mi hermanita

-Eres sordo mocoso dámela

-¡No! –vi como sus ojos se volvían más rojos que lo de costumbre

-Como te atreves mocoso del demonio –me arranco de los brazos a mi hermanita y la dejo a un lado del suelo entonces me golpeo. No recuerdo que paso después solo sé que desperté muy noche en el mismo lugar, me dolía todo, me levante y busque a mi mami o a mi hermanita pero no había nadie…

Fin del flashback

Hace un año que no sé nada de ellas, desde aquella noche no volví a hablar, las extrañaba demasiado, escuche abrirse la puerta y me encogí de miedo.

- Oh aquí estas, ven Aarón -era Adam el único que me había ayudado por decirlo de alguna manera y siempre que me veía me daba algo de comer sin que él lo notara obviamente, corrí a su lado

- Mira Aarón voy a hacer algo que sé que si alguien se llega a enterar Dann me matará inmediatamente así que espero que escuches atentamente lo que voy a decirte-solo asentí

-Ponte esto-me entrego una camiseta grande y una mochila muy vieja, lo hice inmediatamente

-Bien, vamos- lo seguí, subimos a su auto, nos alejamos mucho, de pronto sentí que el auto se detenía

-Escúchame bien Aarón en la mochila hay algo de comida y agua, ¿ves el camino que esta por allí? -Yo asentí nuevamente

-Bien, camina hacia allá y pase lo que pase jamás vuelvas por el camino que vinimos, entendiste, jamás-el vio mi duda en mi mirada

-entiéndelo Aarón ellas no volverán jamás y si tú te quedas en esa casa él te va a vender con un hombre muy malo, a la pequeña la vendió a una familia al menos, pero tú no tendrías la misma suerte, él te quiere vender en pedazos por favor no vuelvas, sabes que te aprecio mucho, él nos tiene muy vigilados, por eso esto es lo único que puedo hacer por ti, ahora vete por favor y no vuelvas, vete- grito lo último, yo tenía mis ojos llenos de lágrimas al saber que ya jamás volvería a ver ni a mi mami ni a mi hermanita, pero le obedecí y corrí lo más que pude luego la ver hacia atrás me di cuenta que el auto regresaba hacia la dirección donde vinimos, él me había ayudado a escapar, no sabía hacia dónde ir, pero al menos sabia hacia donde no ir…

Camine mucho tiempo, hacia demasiado calor, el sol estaba quemándome demasiado, pase cerca de un lugar donde había mucha basura, pero distinguí un sitio donde el sol no llegaba y me senté un rato, abrí la mochila y había una botella de agua y unas cosas envueltas en fundas, tome el agua, porque de verdad estaba sediento y la bebí de repente sentí que alguien caminaba hacia a mi

-Oh pero miren nada más, que tenemos aquí…

MPDC 7



Los personajes no me pertenecen a mi sino a Stephenie Meyer, solo la historia es mia :D


SUMMARY


A pesar de que Bella tiene la vida que siempre ha soñado, se siente incompleta, que algo le hace falta para ser feliz. Un día se decide cumplir un sueño más y se va al medio oriente a realizar un año de voluntariado, ¿qué pasará cuando conozca a un precioso niño, al que el destino había hecho sufrir más que a cualquier adulto?

Lo se soy una persona terrible por no actualizar pronto, lo unico que puedo añadir a mi favor es que los exámenes no me dejan tiempo ni para dormir, de verdad espero disculpen mi demora :(

Capitulo 7



Bella Pov

— Ed nos seleccionaron para ir a las brigadas en el medio oriente –sonrió de lado pero… había algo raro

—Que bueno pequeña –suspire

— ¿Que pasa?

— Nada ¿por?

— No quieres ir, ¿verdad?

— ¿A donde?

—No quieres ir a las brigadas.

— ¿Qué? ¿Por qué dices eso?

— ¿Por qué?, Porque lo veo en tu mirada.

Y claro que no quería si sus ojos lo delataban, además reflejaba mucha culpabilidad en su rostro, lo cual me confundió mucho

—Edward se perfectamente que me ocultas algo muy grave que te esta matando por dentro, por favor solo quiero ayudarte, quiero que estés bien, dime que tengo que hacer para verte sonreír como antes, para que seas feliz, ya no tienes ese brillo que me encanta ver en tus ojos, ahora solo veo tristeza y remordimiento… ¡háblame por Dios! —grite desesperada.

Edward tenia su mirada en el suelo, trataba de evitarme con la mirada, pero por el movimiento de sus hombros note que sollozaba, odiaba verlo así, el nunca dejaba que nadie lo viera así, solo yo lo he visto de esa manera, no pude evitar abrazarlo tratando de reconfortarlo, el correspondió mi abrazo inmediatamente, permanecimos así mucho tiempo, cuando sentí que se tranquilizo tome su rostro y lo vi a los ojos, la tristeza abundaba en ellos.

—Edward tu sabes que te adoro con toda mi alma, y no me gusta verte triste, ¿que pasa?— dudo en responder—sé que tienes problemas con Tanya pero sé que hay algo mas…

—Bella yo te adoro, no tienes idea cuanto, tengo que…

— ¿Qué…?

—Pase lo que pase por favor no olvides que te adoro ¿si? —lo dijo con tono suplicante.

—y tu que yo te adoro a ti, ahora dime que pasa.

—Tengo que decidir algo muy importante pero elija lo que elija, sé que terminare lastimando a alguien…

—No entiendo— me envolvió en sus brazos luego me dio un beso en la frente— tengo que ir a trabajar pequeña se me hace tarde, te adoro—y se marcho dejándome confundida

Al llegar al hospital me dirigí directamente al consultorio de Tanya tenia que hablar con ella y si era necesario amenazarla para que deje de estar lastimando a Edward de la manera en la que lo esta haciendo, y tal vez ella misma me diga que demonios tiene a Edward así.

—Tanya necesito hablar contigo—dije apenas entre al notar que estaba sola

—Que quieres—me acerque a su escritorio y me miro de manera desafiante, la cual no me atemorizo en lo mas mínimo.

—Mira, yo jamás he intervenido en las relaciones de Edward—ella hizo una mueca irónica—pero al parecer ahora es necesario que lo haga.

—Por favor ni tú te crees eso.

—De que estas hablando.

—Tu eres la única responsable de todos los problemas que tenemos Edward y yo, tu con tu carita de mosquita muerta eres la culpable de que Edward y yo estemos a punto de terminar nuestra relación de todo este tiempo, por tu culpa y la esas malditas brigadas…

—Tanya esta equivocada, yo jamás me he

—Cállate por tu culpa Edward siempre me a dejado de lado, te dedica a ti mi tiempo y todo lo que sobra es para mi

—Pero yo jamás he…

—Conmigo no te funciona tu teatrito, se perfectamente que quieres quedarte con mi novio pero entiende, él me ama a mi, no a ti, déjalo en paz de una vez por todas

—Jamás he visto a Edward con otros ojos que no sea de amistad, estas aquivo…

—Por favor, todos se dan cuenta que no los vez de esa manera, si no como hombre no como amigo

—Cállate, estas loca, él es como mi hermano

—Pues eres una incestuosa entonces,

—Eres absurda, nuestro cariño es de amigos y yo haría lo que fuera para que dejes de lastimarlo, por que sé, que por tu culpa el esta como esta.

—De verdad… ¿harías lo que fuera para que tu amiguito deje de sufrir?

—Claro que si.

—Entonces vete, aléjate de él, así lo dejarías libre de tus tonterías, como esas dichosas brigadas y todos tus problemas, así el podría encargarse de su propia vida y sus propios problemas.

— ¿que? Que problemas

—los nuestros, por tu culpa hemos discutido y mucho, le dije que tenia que elegir entre las dos, él siempre te apoya en todo y hace lo que le pides por que no haces algo para ayudarlo tu esta vez—entonces eso era lo que lo tenia tan triste, maldita Tanya, pero tenia razón en algo el siempre a estado ahí para mi siempre que lo he necesitado, tenia que recompensarlo de alguna manera…

— ¿si lo hago, me juras que el volverá a ser feliz como antes?

—El me ama, si no discutimos más, lo cual es más que obvio si no estas en la mitad como siempre, créeme él seria muy feliz.

—Esta bien, lo hare… pero te juro que si no lo haces feliz volveré y te prometo ¡no te la vas a acabar!

—No son necesarias las amenazas absurdas—estaba decidido lo haría por el, por su bien.

Salí del hospital y me dirigí hacia Seattle tenia que hablar personalmente con el coordinador de las brigadas

Cuando llegue me dirigí al despacho y lo encontré revisando unos papeles

— buenos días Damián

—Hey, buenos días Bella como estas, como así por aquí…

—necesito pedirte un favor

—claro dime que necesitas

—veraz he decidido aceptar la propuesta que me hiciste hace unas semanas

— ¿estas segura? Sabes que como mínimo tendrías que vivir dos años en ese país como voluntaria.

—si esta decidido

—Bueno si es tu decisión esta bien, pero tendrías que viajar hoy a media noche a mas tardar—tan pronto, pero bueno tal vez es lo mejor

—no hay problema.

—muy bien, entonces te veo en el aeropuerto a las 11pm

—claro que si ahí estaré puntual como siempre

Me despedí y regrese a casa a hacer mi maleta, llame al director del hospital y le conté sobre mi decisión me deseo suerte y agradecí por todo su apoyo

Va a ser muy difícil despedirme de todos, pero era necesario, hoy en la cena les diría a todos bueno casi todos no se si tendría el valor para despedirme de Edward.

Ya en casa de Emmett y Rosalie, estábamos en el comedor disfrutando de una cena muy amena, entonces vi de manera nostálgica la silla vacia de Edward, tal vez era mejor asi…

—Familia, necesito su atención por favor, tengo algo muy importante que contarles—dijo Emmett poniendoce de pie, luego miro a Rosalie y sonrieron— buenos familia por favor saluden al nuevo padre de la familia y mas sexy por cierto—todos le quedamos viendo sin entender nada—por Dios que saluden al nuevo papacito—todos seguíamos igual—Rosalie ayuda por favor

—familia, estoy embarazada, serán tíos y abuelos—dijo mirándonos a todos con una enorme sonrisa en su rostro

—oh por Dios eso es maravillosa seremos abuelas dijo Esme y mi mamá

Todos sonreímos y felicitamos a los nuevos padres, luego de un tiempo, vi mi reloj y eran cerca de las 9, tenia que marcharme así que decidi que era la hora de decírselos.

—chicos necesito comunicarles algo, he tomado una decisión muy importante y espero que la respeten y me apoyen…—todos me miraban atentos—he decidido irme al medio oriente a realizar un voluntariado indefinido, ya que me han nombrado la coordinadora de esa área

—Bellita no entiendo, osea cuando tiempo te vas a ir esta vez—dijo Emmett

—es indefinido pero debe ser como minimo 2 años—la sala quedo en un silencio absoluto

— ¿estas segura de hacerlo hija?

—si mamá esta decidido

—Bueno al menos sé que el inútil de Edward cuidara bien de ti— o - o

—iré sola Emmett

—que eso si que no señorita, sobre mi cadáver, tu no iras sola y peor aun tal lejos, olvídalo

—Emmett sabes que lo hare con o sin tu consentimiento, aunque me gustaría sentir que mi único hermano me apoya

—Bella entiéndeme, no quiero que te pase nada

—lo se pero estate tranquilo confía en mi por favor se cuidar de mi, a demás no estaré sola irán algunos amigos con los que he trabajado estos meses.

—no lo se…

—por favor Emmett no lo hagas mas difícil de lo que ya es…

—esta bien hermanita, pero júrame que necesites lo que necesites me llamas enseguida escuchaste…así sea un vaso de agua y te juro que tomo el primer avión y te sigo ¿si?

—te lo juro…

Luego de despedirme de todos, me acerque a Esme sin que nadie lo notara

—Esme te puedo pedir un favor

—Claro cariño, dime—me miro curiosa

—Podrías entregarle esto a Edward por favor—se sorprendió al ver la carta pero no dijo nada, obviamente sospechaba que algo andaba mal con Edward.

—claro que si cariño cuenta con ello…

—Muchas gracias adiós—me abrazo fuertemente.

—suerte Bella, y cuídate mucho por favor.

Ya en el aeropuerto me encontré con Jacob un amigo de las brigadas, era muy simpático y divertido.

Una vez despego el avión me puse mis gafas y auriculares y me solté a llorar todo lo que me había aguantado en el día, sabia que mi vida dio un gran giro, solo esperaba que fuera para bien…

Edward Pov


Apenas y Salí de la casa de Bella me dirigí al parque me baje del auto y camine hacia el lago, era una gran vista, me senté y me puse a pensar en todo lo que me pasaba, recordé todo lo que había pasado con Bella desde el primer día que la vi, toda una vida juntos, la extrañaría demasiado, no puedo, definitivamente no puedo, luego de mucho tiempo en el parque entendí cual era la respuesta, adoraba a Tanya pero jamás podría preferirla ante Bella, iría con Tanya y le diría mi decisión, ella me hizo escoger, suena cobarde pero no me imaginaba una vida sin Bella

Al llegar a casa vi el auto de Tanya en la entrada, me di cuenta de la hora eran las siete y media, al parecer si que me había demorado mucho, entre y la vi sentada en la entrada a penas me vio me abrazo y devoró mis labios, no entendí lo que pasaba, pero al parecer cambio de decisión tal ves ya olvido esa estupidez de ponerme a elegir, deje de pensar y la bese con pasión, no hablamos ni una sola palabra, de nuestros labios solo salían gemidos y palabras de cariño…

Al siguiente día desperté en mi cama algo confundido tenia a Tanya entre mis brazos pero me di cuenta que nunca sentí con ella lo que sentía al abrazar a Bella, nunca sentía paz ni tampoco esa sensación de sentirme completo.

Necesitaba hablar con Tanya por que sinceramente tenía una extraña sensación de angustia, sentía que algo pasaba, mi pecho se sentía tan vacío…
_________________________________________________________________________________

Espero les haya gustado el capitulo

RECUERDEN me pueden encontrar en https://www.facebook.com/groups/504910789528974/

jueves, 6 de diciembre de 2012

MPDV 6

Los personajes no me pertenecen a mi sino a Stephenie Meyer, solo la historia es mia :D

SUMMARY.
A pesar de que Bella tiene la vida que siempre ha soñado, se siente incompleta, que algo le hace falta para ser feliz. Un día se decide cumplir un sueño más y se va al medio oriente a realizar un año de voluntariado, ¿qué pasará cuando conozca a un precioso niño, al que el destino había hecho sufrir más que a cualquier adulto?

CAPITULO 6






EDWARD POV

Esto no podía ser cierto, como es que mi vida de perfecta se volvió tan miserable, Tanya ni siquiera me dirigía la palabra desde que le dije lo de las brigadas, aun recuerdo su reacción al enterarse.

Flashback

—Hola preciosa, ¿como haz estado? — Le pregunte mientras ella estaba hojeando unas revistas sentada en el sillón.
—Bien ¿y tu, que tal tu día? — Me pregunto dejando de lado su revista.
—Todo bien preciosa, pero quería hablar contigo sobre algo muy importante —se corrió un poco en el sillón y me indico que me sentara a su lado.
—Dime Edward que sucede. —Se puso algo seria
—Hmm ósea no es que sea algo grave si no que, he pensado y me gustaría inscribirme en una brigadas que están organizando en Seattle y me gustaría que me acompañes, ya sabes, que tu también te inscribas, y no se, así podríamos pasar mas tiempo juntos, que te parece. —levanto una ceja algo sorprendida.
—No lo se Edward sabes que no me gusta mucho ese tipo de ajetreo, me estresa mucho, además yo no soy doctora —al terminar de hablar volvió a coger la revista que tenia cuando llegue, dando por terminada la conversación, pero yo no lo podía dejar así como así.
—Vamos será divertido además estarás conmigo, Bella, Dann, y Emmi... —no me dejo terminar de hablar cuando se paro de manera abrupta y me miro hecha una furia.
—Y esa es la verdadera razón por la que quieres ir —la mire sin comprender realmente que quería decir —Es por ella, por Isabella que estas haciendo esto o es que acaso vas a tener el descaro de mentirme. —realmente estaba enojada
—No te voy a mentir Tanya, yo le sugerí a Bella esas brigadas por que ella quería salir un poco de la rutina y es verdad todo esta monotonía cansa, un pequeño cambio por un tiempo no nos haría nada mal, por esa razón te estoy pidiendo que vengas conmigo a las brigadas. —no podía explicarle todo de manera detallada por lo que le dije lo primero que se me vino a la cabeza que era verdad aunque claro los problemas de Bella era cosa de Bella y mio de nadie mas.
—No voy a ir Edward—dijo de manera cortante, sin embargo trate de persuadirla.
—Pero preciosa…—no me dejo terminar
—No voy a ir y es mi ultima palabra si tu quieres irte con ella pues que les aproveche siempre es lo mismo, ya estoy mas que acostumbrada a ello pero lo que si te digo es que no te sorprenda notar ciertos cambios de ahora en adelante, siempre fui yo la que ponía todo de su parte para que estemos bien pero me canse, haz lo que te plazca —y así sin mas se fue a la habitación, dejándome como siempre sintiendo como un completo imbécil, pero era verdad quería acompañar a Bella pero quería que Tanya me acompañase para poder estar juntos y disfrutar de algo tan especial con la que se supone era la mujer de mis sueños pero, al parecer ella no quería saber nada de aquello y me dejo con una duda muy grande, lo había notado antes pero no había estado muy seguro, es que acaso ¿ella odia a Bella?, y ¿porqué?

Fin del flashback

No volví a dormir en nuestra habitación desde aquel día, y lo peor es que yo sabia que ella tenia razón yo siempre estaba al pendiente de mis pacientes, mi familia, mi Bella, mis amigos y era ella la que se preocupaba por nosotros, aunque siempre trato de recompensarlo siendo detallista, dándole obsequios invitándola a cenar, en nuestro aniversario preparando cosas especiales, pero todo ello cuando tenia tiempo, aunque trataba de que fuera lo mas seguido posible, el tiempo no era mi mejor aliado.
La mañana que nos fuimos a inscribir con Bella, ni siquiera apareció por la mañana al parecer salió muy temprano, y llego muy entrada la noche al parecer había estado bebiendo, trate de hablar con ella pero camino directo a su habitación y se encerró y así todos los fines de semana, por que entre semana mi horario se había vuelto realmente apretado salía temprano y llegaba a las siete de la noche, sin embargo trataba de hacer las paces con ella le llevaba flores todas las noches que estaba en la ciudad, le traía obsequios cada que llegaba de las brigadas le hacia la cena, pero ella me ignoraba de manera olímpica.
Y la ya no lo soportaba mas, necesitaba tomar medidas urgentes, sin saber como, mas bien mis piernas solitas me dirigieron al consultorio de Bella.
—Hola cariño ¿como estas? —salude tratando de que no se notara mucho mi estado de animo.
—Hola Ed, muy bien ¿y tu? —a quien quiero engañar esa mujer me conocía mejor que yo mismo así que era en vano tratar de engañarla.
—Hmm pues más o menos
—Porqué, que pasa cariño— me pregunto y pude notar gran preocupación en su voz
—Estoy muy cansado —me examino atentamente y vi en su mirada mucha culpabilidad.
—De verdad lo lamento Edward, sé que por mi culpa tienes que hacer turnos dobles, si a mi no se— la corte inmediatamente ella no tenia la culpa de nada.
—De que hablas pequeña, sabes que te adoro y procurare cuidarte siempre ¿ok?, además yo hago esto por que yo lo deseo y no son los turnos los que me tiene así, yo jamás renegaría de mis pacientes—no podía permitir que ella asumiera culpa en esto.
—Entonces, no entiendo—no podía mentirle pero tampoco tenia por que preocuparla con mis problemas.
—No te preocupes todo se solucionará— le dije esperando que lo dejara hasta ahí, pero eso era imposible por lo visto.
—Edward Cullen en este preciso instante me vas a decir el nombre de la persona que te esta molestando porque se las vera conmigo —la quede viendo, ella era tan adorable cuando se ponía así— y bien ¿quien?
—Jajaja tranquila mi adorable fierecita todo esta bien, es solo que…—de verdad no quería preocuparle con mis asuntos ya tenia suficiente con los suyos, pero…
—Solo que ¿que? —demonios, como rayos hace eso, nuca he podido decirle no a nada que ella quiera.
—He tenido problemas con Tanya, ya sabes —me di por vencido y termine contándoselo.
—Ven acá mi Eddy—ella sabia exactamente lo que yo necesitaba un fuerte abrazo de su parte, eso siempre ayudaba, luego nos dirigimos a su silla me quito el mandil de una manera tan delicada, al parecer quería consentirme y la verdad no me opuse en lo absoluto— ahora solo relájate ¿ok?
—Como Ud. diga jefa— me dio un delicioso masaje como siempre lo hacia cuando estaba realmente estresado
—Oh Bella me encanta eso que estas haciendo oh— me encantaba tenia unas manos mágicas, me relajaban tanto… de pronto recordé algo.
—Bella…
—Dime
— ¿Te han llamado los de las brigadas?
—Nop, se supone que hoy definirían que grupo va a ir, y entonces nos llaman…
— ¡Oh! —cuando de pronto una puerta se abrió
— ¡Hey chicos! con que haciendo cochinadas ¿eh?— esa solo podía ser una sola persona ¡Emmett!
— ¿Que?—pregunto Bella yo solo lo miraba, algo disgustado por su comentario fuera de lugar como siempre.
—Jajaja hay hermanita si se ve a metros las ganas que s… ¡AUCH!— bien hecho Rosalie— oye por que me agredes— pregunto haciendo un puchero el cual lo hacia verse muy ridículo.
—Si no tienes nada bueno que hablar mejor cállate— le contesto Rosalie
—Pero Ross es verdad esos dos— se quedo callado al ver la mirada que le dio Rosalie
—Ellos son adultos y son capaces de tomar sus propias decisiones y si quieren seguir ignorándolo como un par de idiotas es su problema ¡entendido!— wtf? Que rayos quiso decir con eso, ahora si que me dejo desconcertado...
—Jajaja — claro Emmett no paraba de reír
—Eh lo siento— dijo Rosalie muy apenada, al parecer Bella también estaba desconcertada.
—Dios el juntarte con Emmett si que esta afectando Ross, bueno que se les ofrece si se puede saber claro— le dije antes que Emmett comenzara a decir estupideces nuevamente.
—Pues veras Eddy este es el consultorio de mi hermanita y pues decidí venir a ver como estaba y me encuentro con que no esta sola si no que esta haciend…—al notar la mirada asesina de Rosalie al parecer olvido su chiste, gracias a Dios— que esta ocupada contigo
—Hmm bueno como han estado chicos— pregunto mi Bella.
—Muy bien Bella gracias, veníamos a invitarlos a cenar mañana a mi casa, voy a hacer una reunión muy especial y obviamente quiero que estén todos presentes sin falta —nos vio a los dos.
—Claro que estaré ahí sin faltan —contesto mi Bella
—Hmm cuenten con mi presencia, pero no se si Tanya pueda acompañarme —y er a la verdad aunque había decidido que hoy haría hasta lo imposible por arreglar las cosas con ella no sabia si me perdonaría o llegase al menos a algo.
— ¿Problemas con tu noviecita Eddy? — ¿tanto se notaba?
—Eso a ti no te importa tonto y haz el favor de dejar de burlarte de Edward entendiste o te juro que vas a arrepentir. — y ahí estaba mi adora Bella defendiéndome de su hermano como siempre, lo cual logro sacarme una sonrisa sincera, no es que necesitar de su ayuda realmente para defenderme de su hermano oso, pero me encantaba que lo hiciera.
— ¡Esta bien hermanita! Pero por que siempre lo apoyas y ayudas a él y a mí que soy tu hermanito querido nunca, estoy sospechando que quieres más a el que a mí, es mas estoy casi seguro
—Pues créelo ella me quiere más a mi que a ti y punto —no pude evitar decirlo de manera pretenciosa.
—Ya cállense los dos parecen niños, ¿como es que lo soportas? — dijo mi Bella
—De la misma manera en que tú lo haces, Jajaja — las dos rompieron en risas, mientras el oso y yo las veíamos ceñudos.
—Eddy creo que se están burlando de nosotros
—Yo también lo creo— dije dándole la razón.
Esa tarde paso muy rápido, aun que sabia que Bella aun estaba preocupada, no toco nuevamente el tema, lo único que hacia era tratar de reconfortarme todo el tiempo y de verdad funciono, agradecía enormemente todo aquello.
Ella jamás se metía en mis relaciones y cuando digo jamás era jamás, ni con mis antiguas conquistas peor aun con Tanya, aunque claro no podía decir lo mismo de mi, siempre le he dado su merecido a cada uno de los imbéciles que la a lastimado solo el ultimo se había salvado, ya que ella lo termino antes de que le rompiera su cara por lastimarla, obviamente ella jamás se ha enterado de nada de esto, solo lo sabia Emmett ya que era él el que en ocasiones me avisaba y juntos le dábamos su merecido al imbécil que la lastimaba o al menos pensaba hacerlo.
Deje a Bella en su casa y me dirigí a la mía, pero antes pase por la floristería nuevamente como cada tarde, compre un enorme ramo de rosas sabia que le encantaban a Tanya, llegue a casa y vi su auto estacionado, era ahora o nunca. Al entrar vi que estaba buscando algo en uno de los estantes de la sala.
—Hola preciosa, por favor necesito arreglar todo esto de una vez por todas—ella se giro y me quedo viendo algo disgustada.
— ¿Que quieres ahora? —dijo y siguió buscando lo que sea que estaba buscando.
—Ya te dije preciosa, necesitamos hablar arreglar esto, me duele mucho que estés así, no es sano ni para ti ni para mi, quiero pedirte perdón por lo imbécil que eh sido al no tratarte como en realidad te mereces, por no darte lo que te correspondía, perdón por lastimarte de la manera que lo he hecho— ella puso atención a lo que le decía pero no volteo, camine hacia ella y acaricie su brazo muy suavemente—de verdad lo lamento tanto preciosa. —Entonces mi miro directamente a la cara y sonrió de lado
— ¡ja! ¿Crees que soy imbécil Edward?, me dices esto ahora pero yo se perfectamente que no lo sientes realmente, tu jamás me has querido, eres un pésimo novio, un bastardo que no me supo apreciar cuando me tenia, pero ahora es demasiado tarde, las cosas jamás serán igual amenos claro que cortes toda relación con Isabella de ahora en adelante, no vuelvas a verla jamás y solo entonces las cosas volverán a como eran antes, me entendiste, vas a tener que elegir entre vivir tu vida conmigo como antes solo tu y yo o estar con tu amiguita, tu decides—no puede estar diciéndolo en serio ¿o si?.
—¿q..que? Tanya no seas absurda, Bella es mi mejor amiga la conozco desde que me mude a Forks desde que tenia siete años, ¿Cómo quieres que de un día para otro la deje de ver así como así? —ella me miro alzando su mentón.
—Ya te dije ella o yo, no tenemos nada mas que discutir, mañana en la tarde me das tu respuesta si no la tienes asumiré que la eliges a ella.
—Tanya lo que me estas pidiendo es un absurdo, como se te ocu... —me corto hecha una furia
—ya te lo dije es eso o es eso, ya me canse de recoger las migajas de tu tiempo, te quiero completo no a medias, estoy cansada de estar junto a un imbécil que no sabe lo que quiere, déjate de tonterías de una vez por todas, me escuchaste ya basta de esta porquería, no seas poco hombre, toma tu decisión de una vez por todas, a y también olvídate de esas estúpidas brigadas.
—Pero Tanya entiéndeme
— ¿Qué te entienda? Entiéndeme tu maldita sea, como demonios termine liada con una basura de ser humano y poco hombre como tú, aun no se como alguien podría querer a alguien como tu, ya te dije lo que te tenia que decir así que hazte a un lado—no pude reaccionar solo escuche la puerta cerrarse y la llantas del automóvil arrancar a gran velocidad.
No podía mas, todo lo que ella dijo me dolió mucho realmente, es que ¿de verdad era tan mala persona para merecer que alguien me quiera realmente?, pero lo que me destrozo fue la idea de no volver a ver a Bella esto no podía estar pasando, cuando es que mi vida dio tal giro, me dirigí al mini bar que tenia en el estudio y me serví un trago y luego otro y otro hasta que deje de llevar la cuenta, trataba de que este dolor tan grade que tenia dentro desapareciera pero no servía, el dolor crecía cada vez mas, sin saber que hacia me dirigí a mi auto y conduje sin rumbo, hasta que de manera automática pare el auto frente a la casa de Bella, era tarde pero como siempre, mis piernas hacían lo que a ella les daba la gana y pare frente a su puerta toque el timbre, y nada, toque otra vez y escuche su voz…
— ¿Quien es?
—Pequeña ábreme por favor…— no me había dado cuenta que estaba llorando
—Edward… ¿que te paso? —tenia el cabello mojado y puesta su bata, entonces recordé lo que me dijo Tanya, no pude evitar abrazarla fuertemente, no quería alejarme de ella, ¿y si ella tampoco me quería realmente como dijo Tanya?
—Tranquilo cariño todo esta bien, cálmate por favor, Edward tu nunca bebes, ¿porque hueles a licor? — me pregunto preocupada.
— ¿Tu si me quieres verdad pequeña?
—Claro que si tonto — me abrazo aun más fuerte. —Que tienes cariño, que pasa, dime por favor.
—Tu si me quieres, ¡lo sabia! —de verdad me alegro mucho escucharlo de sus labios.
— ¡Claro! como no te voy a querer ¿eh?, si eres tan tierno, dulce yo te adoro eres mi mejor amigo, ven tienes que dormir un poco…
Entramos y me llevo a la habitación de invitados, me quitó el saco y la corbata.
— ¡Que frio—dije al sentir las sabanas.
—Jajaja metete bajo las sabanas —dijo algo divertida pero en sus ojos había mucha preocupación. —Bueno a dormir Eddy — me arropo e hizo ademan de irse, pero la detuve.
—No te vayas, quédate a dormir conmigo esta cama esta muy fría, porfa — dije con voz pastosa, de verdad no quería que se fuera.
— ¡Como podría decirle no con esa cara del gatito de Shrek!, Esta bien pero déjame ponerme la pijama ¿si?
—Ok pero no te demores —dije acomodándome en la cama
Jamás pensé siquiera en la posibilidad de alejarme de ella, pero esto era demasiado difícil, sabia que no seria capaz de hacerlo, pero si no lo hacia perdía a Tanya para siempre.
—En que piensas —me pregunto bella, no había notado que ya había vuelto.
—Discutí con Tanya — solté de golpe
—Que paso—yo y mi maldita boca que no me hacia caso, como siempre que tomaba de mas, terminaba diciendo todo y cuando digo todo era todo y yo no podía controlarlo. —Me dijo que… no la quiero, que soy un pésimo novio, que… todo lo que dijo era cierto soy una basura de ser humano — me corto inmediatamente.
—Nunca jamás se te ocurra volver a decirlo ¡me oíste!
—Soy una pésima persona —ella se acercó y me abrazo muy fuerte.
—Tu eres el mejor hombre que he conocido, el más lindo, el más tierno, dulce —decía mientras me acariciaba reconfortándome —el mejor del mundo ¿ok?
—Lo dices por que me quieres
—Si te adoro, pero no lo digo por eso, lo digo porque es verdad, pero bueno ya es hora dormir ¿si?.
—Sip, pero no re vas a ir ¿verdad?
—Nop pero bueno ya, a dormir—dormimos abrazados como hace tiempo no lo hacíamos, ella siempre dormía conmigo cuando se quedaba en mi casa cuando sus padres viajaban o viceversa cuando lo hacían los míos cuando éramos niños, luego también lo hacíamos en la universidad cuando se sentía triste o tenia miedo.
Me encantaba sentirla entre mis brazos, me sentía completo, me dormí con una estúpida sonrisa en mi rostro.
En la mañana sentí a Bella removerse y salir de la cama, cuando escuche la puerta cerrarse abrí los ojos lentamente y me dirigí al baño en el espejo pude verme que sonreía como idiota, ese era el efecto que siempre tenia luego de dormir con mi Bella. Lave el rostro y fui a la sala, cuando escuche la dulce voz de Bella en la cocina y me acerque hacia donde estaba ella. Estaba cantando mientras preparaba el desayuno.
—I've wasted my nights
you turned out the lights
now I'm paralyzed
Still stucked in that time when we called it love
but even the sun sets in paradise
I'm at a payphone trying to call home
All of my change I've spent on you
Where are the times gone baby
It's all wrong, we're at the place we made for two
If happy ever after did exist
I would still be holding you like this
and all those fairytales are full of it
one more stupid love song I'll be safe
You turned your back on tom… al girar se asusto al verme parado en la puerta con los brazos cruzados, mirándola.
—Me gusta esa música—le dije sonriendo.
— ¿Que tal amaneciste? —me pregunto
—De mil maravillas cariño, ahora dime en que te ayudo
—Hmm ya termine ayúdame a poner la mesa— entonces sonó su celular lo cual la desconcertó un poco.
— ¿Si, diga? –la vi sonreír—Buenos días Damián ¿como estas? — era el coordinador de las brigadas — De verdad oh que bien, muchas gracias… Oh claro que si… …Igualmente y gracias nuevamente— colgó y se puse a saltar al estilo Alice no pude evitar reír ante eso, ella me vio, sonrió y corrió a abrazarme.
—Ed nos seleccionaron para ir a las brigadas en el medio oriente —sonreí ante su entusiasmo entonces recordé la cruel realidad que me golpeo de lleno en el rostro, recordé cada una de la palabras de Tanya.
—Que bueno pequeña —dije algo tenso, la escuche suspirar
— ¿Que pasa? —demonios que rayos se supone debo hacer.
—Nada ¿por? —trate de evadirla pero sabia que era una caso perdido, ella sabia que algo andaba mal.
—No quieres ir, ¿verdad?
— ¿A donde?
—No quieres ir a las brigadas— no lo pregunto, lo afirmo.
—Que por que dices eso
— ¿Por qué? Porque lo veo en tu mirada— ¡rayos!
Como se supone que debo decirle lo que estaba pasando, como decirle que Tanya quería que la arranque de mi vida, cosa que me dolía hasta lo más profundo de mi alma, como le decía que debía dejar las brigadas, dejar de verla ¿Cómo? ¡Maldita sea!
Al levantar la mirada vi su rostro, se escucho claramente ¡CRASH CRASH! ese era el sonido de mi corazón rompiéndose en mil pedazos no sabia si fuese capaz de cumplir con la condición de Tanya pero tampoco quería perder a Tanya…

hola chicos y chicas como les va, ¿que tal les pareció el cap?, espero les guste y mil disculpas por mis horrores ortográficos.
Bueno pues verán aun no me decido de que va el siguiente así que díganme que desean un Pov Bella , Edward, Aaron o Tanya uds deciden nos leemos la próxima semana.

jueves, 29 de noviembre de 2012

MPDC 5



CAPITULO 5

Un mes después

POV BELLA


Me encantaban estas brigadas, la primera que realizamos no tuvimos mucho trabajo que realizar sin embargo nos ayudo a adaptarnos al protocolo que debíamos realizar. Hace dos semanas nos enviaron a Colombia, cerca de la fronteras al parecer esa zona estaba cercana a los campamentos de las FARC sin embargo jamás sentí miedo alguno porque tenia a Edward a mi lado pero si temía que le pasara algo a él, pero gracias a Dios todo salió excelente, habían mucho niños sobretodo pequeños y muchos de ellos tenían cierto grado de desnutrición pero nada grave sin embargo me alegre mucho en poder ayudarles en algo con la medicación y alimentos que entregamos, todos eran personas muy amables y cordiales, que lindo país me enamore de su gente, y aquellos pequeños eran tan adorables.

Según tenía entendido la próxima semana enviarían a un grupo al medio oriente pero aun no sabíamos cual, así que estaba algo impaciente.

Estaba dando vueltas en mi consultorio el cual permanecía algo abandonado desde que estamos de voluntarios, sin embargo para compensar las 2 semanas de ausencia debemos realiza dobles turnos lo cual es muy agotador pero igual ya lo hago feliz de la vida.

-Hola cariño ¿como estas? –pregunto Edward entrando a mi consultorio.

-Hola Ed, muy bien ¿y tu?

-Hmm pues mas o menos

-Porqué, que pasa cariño

-Estoy muy cansado –era verdad se le notaban las ojeras, y el rostro muy cansado –¡Rayos!

-De verdad lo lamento Edward, sé que por mi culpa tienes que hacer turnos dobles, si a mi no se- me corto inmediatamente colocando un dedo en mis labios.

-De que hablas pequeña, sabes que te adoro y procurare cuidarte siempre ¿ok?, además yo hago esto por que yo lo deseo y no son los turnos los que me tiene así, yo jamás renegaría de mis pacientes

-Entonces, no entiendo-bajo su mirada y negó con la cabeza

-No te preocupes todo se solucionará

-Edward Cullen en este preciso instante me vas a decir el nombre de la persona que te esta molestando porque se las vera conmigo -me quedo viendo con una sonrisa en su rostro- y bien ¿quien?

-Jajaja tranquila mi adorable fierecita todo esta bien, es solo que…

-Solo que ¿que?

-He tenido problemas con Tanya, ya sabes –al ver sus ojos puede notar mucha tristeza en ello

-Ven acá mi Eddy- lo abrace muy fuerte, le dio un beso en la mejilla luego tome su mano, le quite la bata y lo senté en la silla- ahora solo relájate ¿ok?

-Como Ud. diga jefa- comencé a dar masajes en sus hombros, los cuales estaban demasiado rígidos y tensos.

-Oh Bella me encanta eso que estas haciendo oh- tenia sus ojos cerrados, poco a poco los músculos de sus hombro y cuello se fueron relajando

-Bella…

-Dime

-¿Te han llamado los de las brigadas?

-Nop, se supone que hoy definirían que grupo va a ir, y entonces nos llaman…

-¡Oh!

-¡Hey chicos! con que haciendo cochinadas ¿eh?- y ese era mi querido "hermanito"

-¿Que?-vi que Edward fruncía su ceño al verlo

-Jajaja hay hermanita si se ve a metros las ganas que s… ¡AUCH!- y ahí estaba mi querida cuñada Rosalie- oye por que me agredes- pregunto haciendo un puchero el cual se veía muy gracioso.

-Si no tienes nada bueno que hablar mejor cállate.

-Pero Ross es verdad esos dos- se quedo callado al ver la mirada que le dio Rosalie

-Ellos son adultos y son capaces de tomar sus propias decisiones y si quieren seguir ignorándolo como un par de idiotas es su problema ¡entendido!-¿wtf? Que rayos quiso decir con eso.

-Jajaja – claro Emmett no paraba de reír, y Rosalie estaba ¿sonrojada?

-Eh lo siento- se veía muy apenada, y Edward estaba igual de confundido que yo

-Dios el juntarte con Emmett si que esta afectando Ross, bueno que se les ofrece si se puede saber claro

-Pues veras Eddy este es el consultorio de mi hermanita y pues decidí venir a ver como estaba y me encuentro con que no esta sola si no que esta haciend…-y ahí estaba otra vez esa mirada asesina de Rosalie- que esta ocupada contigo

-Hmm bueno como han estado chicos

-Muy bien Bella gracias, veníamos a invitarlos a cenar mañana a mi casa, voy a hacer una reunión muy especial y obviamente quiero que estén todos presentes sin falta –nos vio a los dos y luego le dio una mirada llena de amor a Emmett, ese par se adoraban

-Claro que estaré ahí sin faltan –respondí

-Hmm cuenten con mi presencia, pero no se si Tanya pueda acompañarme –dijo algo apenado

-¿Problemas con tu noviecita Eddy? –mi hermano era un verdadero imbécil, quería quitarle esa sonrisa de un buen golpe

-Eso a ti no te importa tonto y haz el favor de dejar de burlarte de Edward entendiste o te juro que vas a arrepentir.

-¡Esta bien hermanita! Pero por que siempre lo apoyas y ayudas a él y a mi que soy tu hermanito querido nunca, estoy sospechando que quieres mas a el que a mi, es mas estoy casi seguro-

-Pues créelo ella me quiere mas a mi que a ti y punto –dijo Edward con una sonrisa de suficiencia

-Ya cállense los dos parecen niños –me gire hacia Rosalie- ¿como es que lo soportas?

-De la misma manera en que tu lo haces

-Jajaja –rompimos en risas las dos, mientras que los chicos nos veían ceñudos

-Eddy creo que se están burlando de nosotros

-Yo también lo creo

-Esa tarde paso muy rápido, luego de que Edward me dejara en mi casa, me puse a arreglar todo ya que en realidad no había tenido tiempo de hacerlo en todo el mes, una vez que termine me fui a bañar.

-Beauty queen of only eighteen,
she had some trouble with herself.
He was always there to help her.
She always belonged to someone else.

-I drove for miles and miles
and wound up at your door.
I´ve had you so many times but somehow
I want more.

-I don´t mind spending everyday
out on your corner in the pouring rain.
Look for the girl with the broken smile.
Ask her if she wants to stay awhile
and she will be loved.
She will be loved.

-Tap on my window, knock on my door,
I want to make you feel beautiful.
I know I tend to get so insecure.
It doesn´t matter anymor… –deje de cantar en cuanto escuche el timbre de mi casa, lo cual me pareció muy raro.

-Salí del baño, me seque lo más rápido posible y me coloque una bata encima

-¿Quien es? –pregunte tras la puerta.

-Pequeña ábreme por favor…– ¿que demonios?, abrí inmediatamente

-Edward… ¿que te paso? –el solo me abrazo y se puso a llorar

-Tranquilo cariño todo esta bien, cálmate por favor – ¿estaba borracho?

-Edward tu nunca bebes, ¿porque hueles a licor?

-¿Tu si me quieres verdad pequeña?

-Claro que si tonto – lo abrace aun mas fuerte

-Que tienes cariño, que pasa, dime por favor

-Tu si me quieres, ¡lo sabia! –no pude evitar sonreír ante eso

-¡Claro! como no te voy a querer ¿eh?, si eres tan tierno, dulce yo te adoro eres mi mejor amigo

-Ven tienes que dormir un poco…

-Lo lleve a la habitación de invitados, le saque el saco y la corbata

-¡Que frio!- se veía tan adorable

-Jajaja metete bajo las sabanas –hiso un adorable puchero mientras se sacaba los zapatos.

-Bueno a dormir Eddy – lo arrope y me levante para irme, pero Edward me tomo por sorpresa agarrándome la mano

-No te vayas, quédate a dormir conmigo esta cama esta muy fría, porfa – dijo con voz pastosa

-¡Como podría decirle no con esa cara del gatito de Shrek!

-Esta bien pero déjame ponerme la pijama ¿si?

-Ok pero no ye demores –dijo acomodándose en la cama

-Entonces Salí y me cambie, cuando volví seguía despierto, estaba con la mirada fija al techo, me senté en el extremo de la cama y me quede mirándolo

-En que piensas –dije sin poder aguantarme la intriga

-Discutí con Tanya – eso lo explica todo

-¿Que paso?

-Me dijo que… no la quiero, que soy un pésimo novio, que… todo lo que dijo era cierto soy una basura de ser humano – no lo deje seguir, definitivamente mañana mismo le diría sus dos verdades a esa tipa

-Nunca jamás se te ocurra decir ¡me oíste!

-Soy una pésima persona –no aguante mas me acerque y lo abrace lo mas fuerte posible

-Tu eres el mejor hombre que he conocido, el mas lindo, el mas tierno, dulce –no pude evitar acariciarlo para reconfortarlo –el mejor del mundo ¿ok?

-Lo dices por que me quieres

-Si te adoro, pero no lo digo por eso, lo digo porque es verdad, pero bueno ya es hora dormir ¿si?

-Sip, pero no re vas a ir ¿verdad?

-Nop pero bueno ya, a dormir–lo abrace y nos dormimos como hace tiempo no lo hacíamos

En la mañana desperté con una ligera presión en mi cintura se sentía muy bien, me gire y lo vi su rostro reflejaba tanta paz, que me dio cosas despertarlo así que lo deje seguir durmiendo, Salí, me cambie y baje a la cocina a preparar el desayuno.

-I'm at a payphone trying to call home
All of my change I've spent it on you
Where are the times gone baby
It's all wrong, we're at the place we made for two

-Yeah, I, I know it's hard to remember
The people we used to be
It's even harder to picture
That you're not here next to me
You said it's too late to make it
But is it too late to try?
And then that time that you wasted
All of our bridges burnt down

-'ve wasted my nights
You turned out the lights
Now I'm paralyzed
Still stucked in that time when we called it love
But even the sun sets in paradise

I'm at a payphone trying to call home
All of my change i've spent on you
Where are the times gone baby
It's all wrong, we're at the place we made for two

-If happy ever after did exist
I would still be holding you like this
And all those fairytales are full of it
One more stupid love song I'll be safe

-You turned your back on tom…-casi muero del susto al girar y ver a Edward parado en la puerta con los brazos cruzados, mirándome

-Me gusta esa música

-¿Que tal amaneciste?

-De mil maravillas cariño, ahora dime ¿en que te ayudo?

-Hmm ya termine ayúdame a poner la mesa- entonces sonó mi celular

Que raro nadie me llamaba a estas horas

-¿si, diga?

-Buenos días Bella– era el coordinador de las brigadas

-Buenos días Damián ¿como estas?

-Muy bien gracias llamaba para comunicarte que tu grupo a sido seleccionado para realizarlas las brigadas en el medio oriente

-De verdad oh que bien, muchas gracias

-Podrías comunicárselo a Edward

-Oh claro que si

-Bueno que tengas un buen día

-Igualmente y gracias nuevamente- al colgar me puse a saltar como Alice

Escuche a Edward reír entonces pare de saltar y me gire, sonreí y corrí a abrazarlo

-Ed nos seleccionaron para ir a las brigadas en el medio oriente –sonrió de lado pero… había algo raro

-Que bueno pequeña –suspire

-¿Que pasa?

-Nada ¿por?

-No quieres ir, ¿verdad?

-¿A donde?

-No quieres ir a las brigadas- no lo pregunte, lo afirme.

-Que por que dices eso

-¿Por qué? Porque lo veo en tu mirada

Y claro que no quería si sus ojos lo delataban, además reflejaba mucha culpabilidad en su rostro, lo cual me confundió mucho.

MPDC 4



Capítulo beteado por:
Annabella Giovannetti, Beta FFTH
CAPITULO 4

Pov Bella
Hoy me levanté muy temprano a pesar de ser sábado, y es que la verdad no cabía de la emoción. Desde que Edward me comentó lo de la campaña me quede sumamente ansiosa.

Flashback
 —Hola, Bella. Saluda al hombre que cumple todos tus sueños y al que de ahora en adelante vas a amar aún más — ¡Oh, por Dios! ¿Qué se fumó esta mañana?
—Ed, ¿estás bien?, ya te he dicho que no fumes esas porquería, es malo para tu salud —él enarcó una ceja; luego frunció el seño, entre enojado y ofendido.
—Quién me manda a estar tratando de ayudar a mis supuestos amigos, ¿quién?, si lo único que recibo son burlas y ofensas… Oh, pero ahora, tú, Bella —me señaló con el dedo—; la que se supone es mi mejor amiga, me tilda de fumar porquerías, algo que ni siquiera Emmett lo había hecho.

Oh, oh. Ahora si que se enojó.

—Lo siento, Eddy.          
—Te he dicho que odio que me digan así.
—Ok, lo siento Edward Anthony Cullen Masen, soy una mejor amiga terrible que no valora la ayuda de su más lindo, inteligente, sensible, caballeroso y dulce mejor amigo; ahora si... ¿me perdonas por favor?

¡Ja! Sabia que funcionaria, nunca fallaba, poco a poco mientras decía esa sarta de cursilerías se fue suavizando su rostro.

—Se te olvido sexy —levanté una ceja y lo miré incrédula.
— ¿De verdad quieres que te diga eso? –-Pregunté.

Él cruzó los brazos y sólo me observó.

—Está bien, me rindo: y mi muy, muy sexy mejor amigo, ¿contento?

Y cómo no si tenía una sonrisota pintada en el rostro.

—Un poquito, pero eso te enseñará a no burlarte de mi —puso una cara de suficiencia.
—Bueno, ya. Basta el drama y dime que me querías decir.
— ¡oh, cierto! Ni adivinas, mira —me extendió una hoja en la que había impreso una página de Internet.
La leí rápidamente, y no lo podía creer. Solo una palabra resaltaba en mi mente, “campaña en contra de la desnutrición en Seattle”, esto podría ser lo que había estado buscando…
Fin de flashback
Así que aquí estoy, junto con Edward, dirigiéndome a Seattle para inscribirnos en las brigadas.
—Sabes, si sigues golpeando el tablero harás un agujero enorme, y ten por seguro que me lo vas a pagar.
Y ahí estaba mi querido amigo como siempre… pero era verdad, recién ahí me di cuenta de lo que estaba haciendo.
—oh… lo siento
—Ja, ja, ja. No pasa nada, cariño, era una broma; pero relájate un poco… ¿si? Estas demasiado ansiosa.
¡Y cómo no! Me moría por salir en las brigadas.
— ¿No sabes hacia donde nos enviaran?
—Nop, ni idea, pero relájate un poquito, por favor ¿si?
—Ok, haré el intento, pero no te prometo nada —él sólo sonrió, y negó con la cabeza
—Ay, mi Bella, nunca vas a cambiar.
Llegamos a Seattle y nos dirigimos a las oficinas del movimiento que realizaba la campaña, al parecer había varios voluntarios interesados por inscribirse. Nos sentamos y esperamos nuestro turno, una vez inscritos, nos dieron indicaciones y nos distribuyeron a varias zonas, nuestra primera tarea la haríamos en Camden en el estado de New Jersey, por ser la primera vez que realizábamos la brigadas nos enviaron cerca, pero al parecer la próxima brigada no seria dentro del país, ¡Eso sonaba estupendo!
Solo esperaba que llegara pronto el miércoles para partir.

ACTUALIDAD
 Saná - Yemen (Medio Oriente) 

En un cuarto muy decadente, estaban cuatro hombres jugando y hablando de sus sucios negocios mientras que un pequeño niño permanecía parado a un lado de la puerta.

—Oye, mocoso. Ve a traer más licor, ¡muévete! —el niño le dio una fría mirada al hombre al que alguna vez tendría que haber llamado padre, asintió y se retiró a traer lo que le mandaban.
Nadie jamás podría pensar que un niño de dos años y medio podría tener resentimiento contra alguien, y mucho menos odio, pero lo que aquel niño tenia alojado en su pequeño corazón no era mas que odio  y rencor puro porque, a excepción de su madre, nunca nadie le había brindado otra osa que no fuesen aquellos sentimientos.
— ¿Quién es ese niño? —Preguntó uno de los hombres.
— Ignórenlo, sólo esta aquí por unos días. Tengo un negocio perfecto para él.
— ¿Qué estas pensando? —Inquirió otro de ellos.
— ¡Ese asunto no te incumbe! —esa respuesta enfureció a aquel hombre.
— ¡Ah, no! Claro que me incumbe, sabes perfectamente que yo encabezo el trafico de niños aquí así que dime de una maldita vez que no me estas traicionando.
—Claro que no, imbécil ¿Qué clase de idiota crees que soy? Se perfectamente como se deben mover las piezas en esta negocio.
— ¿Entonces?, ¿en que estas pensando?
—Como tú sabes, el mocoso es mudo así que no pagarán mucho.
—Tienes razón
—Así es, por lo que he pensado en venderlo a “El Gringo”, ya hablé con él y me dará un muy buen pago.
—Ahora entiendo
— ¿Al gringo? –Preguntó el cuarto hombre, algo aterrado— ¿Estás seguro?, según tengo entendido el niño es tu hijo.
—Claro que no imbécil, ese mocoso no es mi hijo, es un bastardo pero está bajo mi poder y yo haré con él lo que se me de la gana, y si quiero descuartizarlo y venderlo por pedazos pues ¡es mi decisión y de nadie más!, ¿entendido? —el hombre asustado por la furia del otro, sólo asintió.
El niño escuchó todo lo que habían dicho, y sintió unas ganas enormes de salir huyendo de ese lugar de una vez por todas, pero no podía, sabia que si huía jamás volvería a saber de su madre.
Loading...